Sendas lejanas

Una bota para cada tipo de sendero

La práctica del senderismo cada vez va ganado más adeptos y es que entre las muchas ventajas que ofrece, destaca el permitir un contacto estrecho con la naturaleza. Esto no  solo favorece la salud del cuerpo, por el ejercicio realizado al caminar por una senda, sino también el bienestar mental y espiritual. No hay nada parecido al salir a recorrer un sendero y encontrarse con los olores y sensaciones que solo la vida al aire libre puede proporcionar, una planta, una flor o tal vez un indicio de que por allí se encuentra un animal. Sí, es cierto que en ocasiones el sol puede ser abrumador o que la lluvia nos puede agarrar de imprevisto, pero esa es la esencia de la vida, afrontar las cosas que se nos van poniendo en el camino.

La mejor manera de estar preparado ante cualquier evento es el equipamiento y es por ello que los esenciales son:

  • El calzado
  • La mochila
  • El bastón
  • La linterna, por si oscurece antes de llegar
  • El silbato, tan útil en caso de extravío
  • El impermeable o cortaviento
  • El móvil con GPS para seguir la ruta con seguridad.
  • El protector solar y el repelente de insectos
  • Alimentación conforme a la longitud y duración del recorrido

Todos ellos son importantes, pues cada uno cumple una función pero el uso del calzado correcto puede hacer la diferencia entre llegar o detenerse a la mitad. En el mercado existen múltiples modelos y materiales, definir qué tipo de uso tiene pensado darle, seguro le hará la elección más simple.

Si es de los que realiza caminatas sencillas por rutas menos exigentes lo esencial será que tengan una suela resistente y que se agarre al terreno, también que tengan  la punta de goma reforzada para evitar daños en los dedos de los pies, al pisar una piedra o tropezar con las raíces de un árbol. Pero si lo suyo son los senderos exigentes, entonces elija unas botas altas que den un buen soporte a sus tobillos, para reducir los riesgos de sufrir una torcedura. Además unas buenas botas deben garantizar una pisada firme en cualquier tipo de terreno, por tal razón la suela usualmente  tiene tacos multidireccionales para evitar el deslizamiento en subida, bajada en pendiente o en un terreno irregular. Recuerde que la suela es lo que protege a su pie de las agresiones del terreno y si no es de buena calidad él lo resentirá

Otros elementos a considerar al momento de seleccionar el calzado adecuado son la impermeabilidad y la transpirabilidad, ambas condiciones son muy necesarias en las caminatas por la naturaleza ya que la primera permite mantener los pies secos a pesar del barro o la lluvia, en tanto que la segunda evitará el sobrecalentamiento del pie. Aunque contar con ambas condiciones en un solo par de botas pareciera imposible, actualmente existe en el mercado un textil llamado goterex que aporta ambas cualidades  al calzado de senderismo.

Sea cual sea el par de botas  por el que se decida, recuerde que debe adaptarse al tipo de senderismo que realice, ya sea este ocasional o intensivo y dependerá también del tipo de terreno, si este es agreste o bien acondicionado. Eso si el común denominador de todas las opciones es la comodidad y protección que deben ofrecer a sus pies.

Este deporte en su categoría menos exigente  es perfecto para los que no tienen un nivel alto de entrenamiento y buscan una manera de ejercitar el cuerpo y la mente. Puede practicarse en solitario, con amigos o entre colegas. Anímese a organizar un grupo y quien sabe tal vez más adelante puedan constituir el club de senderismo de los fontaneros o de los poceros.