Sendas lejanas

Senderismo con los más pequeños

Los niños son los que más disfrutan con los viajes a la montaña y por rutas de senderismo, ya que se fija en todo y disfrutan con cualquier cosa, por ello siempre puedes llevar a los más pequeños por algunas rutas de senderismo que estén adecuadas para los más pequeños. Si estás pensando en llevar a los peques por la montaña siempre debes tener algunos consejos en tu mente para que no haya ningún tipo de improvisto, igual que lo harías con electricistas, cerrajeros o fontaneros. Los más pequeños pueden viajar por algunas de las rutas de la península que sean perfectas para ellos, ya sea por ejemplo en Las Dehesas de Cercedilla en Madrid o el Mar de Ontígola en Aranjuez. Hay muchos lugares interesantes donde hacer un viaje con niños.

A la hora de preparar un viaje hay que tener en cuenta por ejemplo que hay que llevar agua suficiente para cada persona, por lo que siempre es bueno ir bien cargados con agua para evitar cualquier golpe de calor durante la caminata. Los más pequeños son los que más agua van a necesitar, ya que necesitan reponer las fuerzas en todo momento, sobre todo si hace mucho calor, donde será muy necesaria.

Otro de los consejos e ir bien preparados ante cualquier pequeño incidente, además de llevar un móvil o tener controlado un lugar de cobertura por si ocurre algún problema. Siempre hay que seguir el camino indicado para no perderse en los caminos, ya que algunos senderos pueden llevar a lugares donde no puedas volver, incluido ríos y rocas, que es mejor evitar si tienes niños en la caminata.

Hay muchos lugares donde los niños pueden disfrutar tanto del sendero como de los ríos y pantanos de la región, por ello siempre es una buena idea ofrecerles la oportunidad de ir también a estos recorridos por los caminos peninsulares, sobre todo los que son más cortos para adecuarse a los más pequeños. Visitar muchos de los lugares más bonitos de la región es una forma de enseñar a los más pequeños el respeto por la naturaleza y la oportunidad de aprovechar los caminos naturales.

Muchos de los recorridos cuentan con piscinas naturales y ecoparques, con lo que, seguro que toda la familia lo puede pasar en grande en una de las excursiones de senderismo, con mucho cuidado, igual que trabajarías una red eléctrica en su vivienda. Un buen camino por el campo siempre es una buena forma de aprovechar muchos de los días de calor del verano, ya que así aprovecharemos muchas de las ventajas del campo y de los grandes paisajes naturales que tenemos en la región, que seguimos descubriendo día tras día. Los niños seguro que agradecen estos viajes por el campo donde se puede disfrutar de muchas de las ventajas de las caminatas por el campo, con lugares desconocidos y senderismo por partes más recóndita de la región, donde disfrutar de especies de animales autóctonos de la zona.