Interatletismo Sendas lejanas

Miguel de la Quadra Salcedo y su estilo de jabalina

A lo largo de la vida podemos llegar a ser objeto de varias injusticias, en el mundo deportivo también encontramos esas trabas que por una razón u otra llegan a ser grandes injusticias. Con el fin de recodar y elogiar al gran periodista, aventurero y excelente atleta Miguel de la Quadra-Salcedo, se mencionará una de las grandes injusticias a nivel deportivo tanto en lo personal para Quadra-Salcedo como para el deporte español.

En la actualidad es muy conocido dentro de los deportes que conforman la disciplina del atletismo  la existencia del lanzamiento de jabalina, deporte que al igual que muchos en la actualidad posee una serie de reglamentos bien diseñados y estructurados, tanto para garantizar la vistosidad del deporte así como también la seguridad de los atletas, siendo el caso de que muchas veces dicha seguridad le resta vistosidad al deporte.

Transcurrían los años 50 y un grupo de Vascos en medio de bromas discutían acerca de lo lejos que podían lanzar la Jabalina tan solo adoptando otras técnicas. En la discusión estaban Felix Eurasquin quien tiene el reconocimiento como creador de esta técnica o ´´Lanzamiento Eurasquin¨, junto a un joven Miguel de la Quadra-Salcedo de tan solo 24 años en ese entonces. Eurasquin le explicaba  Quadra-Salcedo que con la técnica que se utilizaba para el lanzamiento de la barra vasca (deporte tradicional vasco) se podrían obtener mucho mejores resultados que los que tenían los atletas de alto rendimiento de la época.

Así fue como para el año 1956 ya el Joven Miguel lanzaba la jabalina a 82,80 metros y tras años de perfeccionar dicha técnica se registraron lanzamientos de más de 100 metros, llegando a ser la mejor marca de Miguel de la Quadra-Salcedo los 112,30 metros de distancia. Distancia que nadie ha podido superar con el transcurrir del tiempo.

La organización de los juegos de Melbourne quedó perpleja por tales marcas superando y por mucho los tradicionales lanzamientos, ahí empieza la gran injusticia puesto que luego de los juegos del 56 la IAAF decreta como no seguro el lanzamiento Eurasquín o lanzamiento español, prohibiendo que se realizara este tipo de técnica en eventos oficiales, y debido a esto la marca de 112.30 metros de Quadra-Salcedo no quedó registrada para la Federación Internacional, pero sí es un hecho que el atleta con la mejor marca de todos los tiempo fue el vasco Miguel de la Quadra-Salcedo.